La pensión compensatoria en el divorcio

¿Qué es la pensión compensatoria?

No hay que confundir la pension alimenticia con la pensión compensatoria.
No hay que confundir la pension alimenticia con la pensión compensatoria.

La pensión compensatoria se produce cuando tiene lugar un divorcio y cualquiera de los dos cónyuges se encuentra en una situación económica desfavorable respecto al otro. No hay que confundirla con la pensión alimenticia. El objetivo es establecer una balanza dentro de este desequilibrio económico. Es por ello que, por norma general, en los casos en que exista divorcio y ambos miembros reciban ingresos, este tipo de pensión no tiene lugar, sino que está más relacionada con los matrimonios en los que uno de los dos miembros es el encargado de cuidar a la familia mientras que el otro se encarga de conseguir el dinero.

Continue reading La pensión compensatoria en el divorcio

La pensión alimenticia de los hijos

La pensión alimenticia es probablemente el mayor dolor de cabeza en los divorcios.
La pensión alimenticia es probablemente el mayor dolor de cabeza en los divorcios.

En esta ocasión vamos a hablar de la pensión alimenticia en el caso de divorcio. Una pensión alimenticia es la cantidad que deberá ser ingresada por el cónyuge que no se encarga de los hijos al que sí lo hace. Generalmente el padre a la madre, como todos podemos intuir. Esta pensión suele ser un dolor de cabeza de muchos cónyuges.

Continue reading La pensión alimenticia de los hijos

Separacion con hijos. La guardia y custodia de los hijos

A la hora de divorciarnos, es muy importante que prestemos especial atención a la guardia y custodia de los hijos. En relación a la misma deberemos considerar distintos conceptos básicos que vamos a detallar a continuación con el objetivo de esclarecer las dudas más habituales que se presentan en estos casos para las parejas que han tomado la decisión de divorciarse.

Patria potestad

La patria potestad es el conjunto de derechos y deberes que ambos cónyuges tendrán con los hijos. Esto implica la capacidad para decidir sobre ellos así como para representarlos como individuos así como para representar los bienes que los mismos tengan en su haber.

La patria potestad siempre será compartida por ambos cónyuges salvo en casos especiales donde haya podido existir malos tratos o se considere la inviabilidad de que alguno de los miembros participen en dicha potestad. También podrá denegarse la patria potestad compartida en casos especiales que serán dictaminados por el juez.

La guardia y custodia

Adicionalmente a la patria potestad, es muy importante tener en cuenta otro término que es la guardia y custodia de los hijos. Mientras que la patria potestad es asumida por ambos cónyuges salvo casos especiales, la guardia y custodia de los hijos puede atribuirse a uno de ellos o a ambos.

Esto quiere decir que lo que consideramos como guardia y custodia es el hecho de vivir físicamente con los hijos y encargarse de los cuidados así como de la asistencia que requieran.

La ley de divorcio 15/2005 regula algunos aspectos interesantes de la guardia y custodia de los hijos que detallamos a continuación.

En primer lugar hay que considerar la decisión de cuál de los progenitores es el más adecuado para ostentar dicha guardia y custodia. Para ello deberá tenerse en cuenta especialmente el beneficio del menor. Otro aspecto importante es que siempre prevalecerá el criterio de no separar a los hermanos.

Por otra parte, para que exista guardia y custodia compartida, ambos cónyuges tendrán que aclararlo en el convenio regulador o durante el transcurso del procedimiento de divorcio.

En el caso de que no exista acuerdo entre las partes será de aplicación el artículo 22.8 del Código Civil por lo que será el juez el que se encargará de acordar la guardia y custodia compartida siempre y cuando vaya avalado por el informe del Ministerio Fiscal y se fundamente en que es positivo para proteger adecuadamente el interés del menor.

Régimen de visitas

Los padres tendrán derecho a visitar a sus hijos, lo cual debe tenerse en cuenta cuando la guardia y custodia ha sido atribuida a uno de los cónyuges.

La ley del divorcio establece el derecho del cónyuge que no tiene la guardia y custodia para poder visitar a sus hijos estableciendo previamente unos horarios que convengan a ambos.

En el caso de que no exista un acuerdo en el régimen de visitas, se establecerá un mínimo a favor del cónyuge no custodio que generalmente corresponderá a fines de semana alternos y a la mitad de las vacaciones de los menores.

Qué es la ley de divorcio

La ley de divorcio es conocida como la ley 15/2005 del 8 de julio y fue a través de la cual que se modificó el Código Civil y la LEC en relación con la separación y divorcio.

De entre todas las modificaciones, destacamos las relacionadas con los plazos para divorciarse y, en especial, a las modificaciones relativas a la no necesidad de separarse previamente antes del divorcio.

Esto se traduce en que a partir del año 2005, el divorcio se ha convertido en un procedimiento mucho más rápido y ágil de forma que en tan sólo unos meses se puede conseguir la sentencia de divorcio en especial cuando existe divorcio de común acuerdo. Véase en este caso el divorcio Express.

Siempre que sea posible será mejor gestionar los divorcios como mutuo acuerdo ya que de esta forma no sólo ahorraremos una gran cantidad de tiempo sino también mucho dinero.

En el caso de que el divorcio sea contencioso, el proceso puede llegar a alargarse ya que el juez necesitará más tiempo para poder dictar sentencia de divorcio además de que resultará mucho más costoso y, sobre todo, mucho más doloroso para ambas partes.

En lo sucesivo iremos explicando algunos de los aspectos relacionados con estas modificaciones.

La sentencia de divorcio

La sentencia de divorcio es el dictamen establecido por el juez y que deberá cumplirse en referencia al caso de divorcio concreto. Por otra parte es importante tener en cuenta que tanto en el caso de los divorcios de común acuerdo como en los divorcios contenciosos, es el juez en el encargado de dictar la sentencia final. Dependiendo del tipo de divorcio, podremos encontrarnos dos tipos principales de sentencias que vamos a detallar a continuación.

En caso de divorcio de mutuo acuerdo

En el caso de que se produzca un divorcio de mutuo acuerdo, tendremos dos posibles sentencias que serán las siguientes:

Sentencia de divorcio estimatoria

En el caso de la sentencia de divorcio estimatoria encontramos dos posibilidades. En primer lugar existe la posibilidad de que se apruebe el convenio regulador, pero hay que definir dos situaciones. Por una parte no cabrá recurso de apelación en el caso de matrimonio sin hijos menores o incapacitados, pero si existiera la posibilidad de apelar en el caso de matrimonios con hijos menores o incapacitados siempre y cuando se estime que el convenio no vele suficientemente por el interés de los hijos. No obstante, hay que tener en cuenta que tan sólo se podrá interponer recurso sobre los puntos referentes a los hijos, pero no existe la posibilidad de apelar contra la sentencia de divorcio ni contra el resto del convenio.

En segundo lugar existe la posibilidad de que se deniegue (no apruebe) el convenio regulador. En este caso ambas partes deberán decidir si van a seguir siendo representadas por el mismo profesional o prefieren cambiar. Para ello tendrán un plazo de 10 días de forma que se pongan de acuerdo en todas las partes del convenio que fueron rechazadas. Una vez que ha transcurrido este plazo, el juez será el encargado de levantar auto independientemente de si se ha presentado una remodelación del convenio o no.

En el caso de que no se haya modificado el convenio, será el juez encargado de realizar este cambio. Una vez finalizado el caso, existe la posibilidad de recurrir la sentencia aunque tan sólo será en base a los puntos del convenio resueltos por el juez.

Sentencia de divorcio desestimatoria

Por otra parte, también existe la posibilidad de una sentencia de divorcio desestimatoria.

En este caso se habrá denegado el divorcio. Existe la posibilidad de que los cónyuges puedan apelar recurso sobre esta sentencia.

En el caso de divorcio contencioso

También existe la posibilidad del divorcio contencioso donde no habrá que presentar el convenio regulador, sino que será el juez el que se encargará de resolver sobre todos y cada uno de los puntos de forma que ambas partes tendrán la posibilidad de interponer recurso de apelación sobre las resoluciones estimadas por el juez.

Sin embargo, en este caso no existe la posibilidad de apelar en referencia a la resolución de divorcio, sino que tan sólo podrá hacerlo en relación a los puntos equivalentes que serían los que se regularían en un convenio regulador.

Con estos sencillos términos podremos ver aclarada la duda sobre la sentencia de divorcio.

La demanda de divorcio

La demanda de divorcio es un escrito formal a través del cual se da inicio al procedimiento de un divorcio de común acuerdo que puede ser gestionado a través del Divorcio Express.

La demanda de divorcio

Dicha demanda de divorcio viene regulada en el artículo 777 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y establece las siguientes premisas.

En primer lugar, dicha demanda de divorcio debe ir firmada tanto por el abogado como por el Procurador. Al tratarse de un divorcio de común acuerdo, existe la posibilidad de que sean el mismo abogado y procurador los encargados de representar ambos cónyuges de forma que podremos ahorrar una considerable cantidad de dinero.

Por otra parte es importante que en dicha demanda de divorcio conste que ambos cónyuges están de acuerdo en referencia al divorcio por lo que lo llevaran a cabo mediante el divorcio de mutuo acuerdo.

Documentación para la demanda de divorcio

A la hora de presentar una demanda de divorcio, será necesaria la siguiente documentación.

En primer lugar deberemos establecer un convenio regulador. Por otra parte también es necesaria una certificación original de la celebración del matrimonio que haya sido emitida por el registro civil. En tercer y último lugar necesitaremos las certificaciones literales de nacimiento de los hijos en el caso de que las hubiere. Esta también deberán ser emitidas por el registro civil.

Qué es el Divorcio Express

Es importante saber qué es divorcio Express con el objetivo de poder averiguar si se trata de un tipo de divorcio al que podemos acceder en nuestro caso.

La ley 15/2005

El Divorcio Express es la forma vulgar de denominar a la ley 15/2005 a través de la cual se produjo una reforma en el Código Civil y en la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de divorcio y separación.

Aquí se establecieron varias pautas que a efectos prácticos supusieron que para dar lugar al divorcio no era necesario separarse en primer lugar, por lo cual ahora existe la posibilidad de divorciarse con tan sólo la exigencia de que hayan transcurrido tres meses después del matrimonio.

El hecho de que se trate de un trámite rápido es la razón por la que ha sido denominado divorcio Express.

Para poder acceder al divorcio Express es necesario que exista un mutuo acuerdo entre ambos cónyuges. Por otra parte se trata del sistema más económico al que podemos acceder en el caso de que se de este común acuerdo.

El divorcio por Internet

Por otra parte existe una relación entre el divorcio Express y el divorcio por Internet. Esto se debe a que el divorcio por Internet se trata de un trámite que nos permite acceder al divorcio Express sin la necesidad de movernos de casa.

Es por ello que ya existe la posibilidad de contactar con los abogados a través de Internet de forma que se podrán realizar todos los trámites utilizando el correo electrónico en lugar de tener que personarnos en el despacho del abogado.

No obstante, por supuesto hay que tener en cuenta que pese a que los trámites podrán ser llevados a través de Internet, lo que sí tendremos que hacer es personarnos en el juzgado cuando nos citen para poder firmar el acuerdo.

Diferencias entre el divorcio de común acuerdo y el divorcio contencioso

Las diferencias entre el divorcio de común acuerdo y el divorcio contencioso son muy claras, por lo que seguidamente vamos a realizar una breve explicación que nos permita entender el tipo de divorcio al que podemos optar.

El divorcio de común acuerdo

Como hemos podido ir viendo en artículos anteriores, el divorcio de común acuerdo es el que nos permite acceder al Divorcio Express y de esta forma agilizar mucho los trámites y abaratar considerablemente los costes.

No obstante, existen algunas características para que pueda ser considerado como un divorcio de común acuerdo. Lo primero y más importante es que ambos cónyuges tienen que estar de acuerdo con el divorcio, lo cual debe constar en el convenio regulador además de que será ratificado frente al juez cuando seamos citados.

En dicho convenio regulador se establecerán las cuantías del divorcio, es decir, se considerará cómo deberá tramitarse el reparto de bienes, como se establecerá la relación con los hijos, etcétera.

Por otra parte también es imprescindible para poder acceder al divorcio de común acuerdo en el hecho de que hayan pasado más de tres meses desde que se contrajo por primera vez matrimonio.

A partir de aquí habrá que presentar la demanda de divorcio que irá acompañada por el certificado de inscripción del matrimonio, el convenio regulador anteriormente mencionado y las certificaciones literales de los nacimientos de todos los hijos en caso de que los hubiese. Existe la posibilidad de que dicha demanda sea presentada por uno solo de los cónyuges ya que existe mutuo acuerdo.

Gracias a la sencillez de este sistema existe la posibilidad de realizar un divorcio por Internet de forma que podremos dar lugar a este estado de forma práctica, segura y muy cómoda. Otra de las ventajas principales es que sin duda ahorraremos una gran cantidad de dinero ya que no serán necesarias las constantes visitas a los abogados, los traslados, etc.

El divorcio contencioso

Por otra parte encontramos el divorcio contencioso que se diferencia del divorcio de común acuerdo fundamentalmente en que en este caso tan sólo uno de los cónyuges es el que solicita el divorcio sin el consentimiento del otro. Esto hace necesario que exista un requerimiento judicial tras la presentación de la demanda contenciosa.

Al no existir acuerdo común no será no será necesario redactar un convenio regulador y será el juez el que se encargará de dictar sentencia determinando los detalles finales.

Por otra parte también será necesario que hayan transcurrido al menos tres meses desde la unión.

Qué es el divorcio online

En vista de que algunos no tienen claro qué es el divorcio online, vamos a dedicar unas líneas para explicarlo y aclararlo.

 

Qué es el divorcio online

El divorcio online es un divorcio cuyos primeros trámites son realizados a través de Internet.

Cuando hablamos de primeros trámites nos estamos refiriendo al contacto con el abogado y otros como es por ejemplo la redacción del convenio regulador, etc.

Este sistema es muy interesante ya que nos puede servir para agilizar considerablemente los trámites además de que resulta mucho más económico y, por supuesto, mucho más cómodo que los sistemas tradicionales.

Qué implica divorcio online

Aunque los primeros trámites en el divorcio online sean realizados a través de Internet, debemos tener claro que el divorcio finalmente tendrá que decretarse judicialmente. Esto quiere decir que podremos dar los primeros pasos desde casa cómodamente pero será imprescindible personarse en el juzgado el día y hora que se nos indique.

Este sistema de divorcio online es muy útil para los casos de divorcio Express, es decir, divorcio en el que existe un acuerdo mutuo, independientemente de si tenemos o no hijos menores de edad o incluso aunque tengamos o no bienes comunes.

Como podemos ver se trata de un sistema muy interesante pero el requisito fundamental para poder acceder a divorcio online es que exista un acuerdo entre las partes.

La documentación necesaria para divorciarse

Es importante saber la documentación necesaria para divorciarse cuando hemos llegado a la conclusión de que tenemos que emprender caminos distintos. Seguidamente vamos a ir indicando la documentación imprescindible con la que deberemos contar cuando tomemos la decisión de divorciarnos.

El certificado de matrimonio

Evidentemente, en el caso de que queramos divorciarnos será imprescindible demostrar que estamos casados. Este documento siempre será necesario cada vez que queramos realizar algún trámite en el que nuestro matrimonio se vea involucrado.

Este documento puede ser expedido a través del Registro Civil de la localidad donde hayamos celebrado nuestro matrimonio.

Para el caso que nos ocupa será necesario pedir un certificado literal de matrimonio, y no podremos hacer uso de otro que tengamos por casa, ya que se trata de un documento que debe ser original debido a que caduca a los tres meses desde que es emitido por el registro.

Certificado de nacimiento de los hijos

En el caso de que el matrimonio tenga hijos, independientemente de que sean mayores o menores de edad, será imprescindible presentar en el juzgado un certificado de nacimiento de cada uno de ellos.

Este certificado también podemos pedir en el Registro Civil de la localidad donde nacieron.

También se trata de un certificado literal y deberá ser original y reciente ya que ocurre como en el caso anterior, es decir, caduca a los tres meses.

Certificado de empadronamiento

El certificado de empadronamiento no es obligatorio aunque sí es conveniente aportarlo. No obstante, con que uno de los dos cónyuges lo presente será suficiente.

El objeto de este certificado es acreditativo de la competencia del juzgado al que tendremos que dirigirnos.

Escritura de capitulaciones matrimoniales

En el caso de que en el momento de la unión se otorgase una escritura de capitulaciones matrimoniales con el objetivo de pactar separación de bienes por ejemplo, deberá aportarse una copia de ella.

No obstante, suele haber constancia de las mismas en el certificado de matrimonio, pero siempre es conveniente ir lo más preparado posible.

Copia de la sentencia de separación

En el caso de que el matrimonio se haya separado judicialmente con anterioridad, a la hora de proceder al divorcio será imprescindible aportar una copia de la sentencia de separación que se otorgase en su día.

En este caso ocurre como con la escritura de capitulaciones matrimoniales, es decir, figurará al margen del acta matrimonial.

Otra documentación

Esta es la documentación principal que necesitaremos a la hora de divorciarnos. No obstante, es posible que nuestro abogado nos solicite alguna adicional e incluso que no precise alguna de las anteriores.